Categorías
Noticias

Recomendaciones para las personas mayores durante la cuarentena por Coronavirus

Las personas mayores de 65 años son más susceptibles a padecer consecuencias graves del coronavirus. Es por eso que durante la cuarentena deben seguir una serie de recomendaciones más específicas que el resto de la población.

La pandemia del COVID-19 sigue avanzando y las personas mayores representan un grupo de riesgo para padecer los peores síntomas de la enfermedad, a veces con consecuencias mortales. Por eso, este grupo etario está entre las prioridades de cuidado.

Durante la cuarentena, lo que se busca es aplanar la curva de contagios, según indican los epidemiólogos. Esto significa reducir la tasa de contagiosidad del virus para dispersarlo en el tiempo. De esta manera, se da ventaja para que el sistema de salud responda de manera adecuada sin saturarse.

El brote actual de coronavirus inició en la ciudad de Wuhan, China, en diciembre de 2019. En China llegó a infectar a más de 80 000 personas, pero se expandió por el mundo alcanzando ya a más de 200 000 personas, acercándose a las 9 000 muertes por la enfermedad.

Si bien la tasa de letalidad del COVID-19 ronda entre 3 y 4 % -mueren unas 4 personas por cada 100 infectadas-, lo cierto es que al desagregar los datos aparecen los verdaderos grupos de riesgo. Los mayores de 65 años sufren mayor letalidad, y los mayores de 80rondan el 15 %.

¿Para qué sirve la cuarentena?

La indicación de cuarentena por coronavirus, que implica a toda la población, inclusive a las personas mayores, persigue el objetivo de disminuir los contagios. Quizás el número final de contagiados sea el mismo sin las medidas, pero se logra así dar tiempo a los sistemas de salud para que respondan.

Además, un objetivo principal de las medidas de aislamiento es proteger a los grupos vulnerables. Los datos indican que los más afectados con estados graves son los mayores de 65 años y aquellos que padecen enfermedades crónicas, como así también los inmunosuprimidos.

La cuarentena aparece más como una responsabilidad social que como una imposición legal de los Estados. Aunque seamos jóvenes y no tengamos patologías que nos compliquen, tenemos la obligación de aislarnos para que el coronavirus no llegue a nuestros amigos, vecinos, familiares y conocidos con mayor riesgo.